Amistad virtual, amistad desvirtuada

“Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.” Eclesiastés 4:9-12

20130207_194525

 

Si yo ahora os digo la siguiente frase: “Dos hombres (varones) que se aman” ¿Qué os sugiere? ¿Qué es lo primero que se os pasa por la cabeza? Aunque sabéis que os estoy escribiendo desde un medio cristiano, que procura buscar la santidad y reflejar la palabra de Dios, alguno habrá pensado en seguida en una pareja de homosexuales masculinos, pero no os culpo por haberlo pensado, la verdad es que la frase puede tener “trampa” por querer buscar segundas intenciones, pero sí que es cierto, que la sociedad en la que vivimos nos lleva a pensar mal en muchas ocasiones, incluso con las frases y palabras que creemos que son más inocentes.

La frase mencionada, viene a cuento de una de las más conocidas y bellas historias de AMISTAD (con mayúsculas) de las Sagradas Escrituras: La de David y Jonatán. Dos hombres que se aman, pero con amor íntimo, sincero y puro. Una amistad, más allá de la rivalidad que el padre de Jonatán (Saúl) tenía con el futuro rey de Israel. En el pasaje que encontramos en 1 Samuel 18:1-4 se nos cuenta cómo comenzó y se nos dan las primeras pinceladas de lo que iba a ser esta profunda amistad.

Al igual que nuestro lenguaje cotidiano, con toda la riqueza de sus expresiones, se ha desvirtuado por la corrupción del pecado, también algo tan básico y necesario como la amistad se ha visto afectada también por la lacra del pecado.

Así es, la amistad está desvirtuada, devaluada, tanto que ahora parece algo banal, un breve acercamiento por un tiempo, un intercambio de intereses, una manera más de pasar el tiempo de ocio… pero eso no está mal, a menos que eso sea un sustituto de una amistad verdadera.

Amigos es como se llama en la conexión entre dos o más personas o perfiles, en la red social número uno en el mundo, Facebook. Muchos de esos mil millones de personas en el mundo que tienen cuenta en esta red social, tienen más de 200 amigos. Pero ¿Es posible tener tantos “amigos”? Puede ser, pero no nos engañemos, tanto los que tienen cuenta en esta (u otra) red social, o no tienen cuenta, saben que ni la décima parte de esos “amigos” se consideran realmente AMIGOS. Y que conste, que no tengo absolutamente nada en contra de esta red social (que hay que usar con responsabilidad), de hecho, me parece una herramienta de comunicación, contacto y promoción muy útil, no obstante nuestra iglesia tiene página propia en esta popular red social (www.facebook.com/iebsanse).

Muchos saben lo que puede llegar a implicar una verdadera amistad, pero pocos saben mostrarse como amigos.

¿Qué diferencia a un amigo (de los de verdad) de cualquier otro que sea nuestro prójimo? ¡Tenemos muchos ejemplos! La Palabra habla mucho de las relaciones personales, hace menciones muy especiales en cuanto a algunas amistades muy destacadas, como la de David y Jonatán, pero también se menciona que nuestro Señor tuvo como buenos amigos a Juan, Marta o Lázaro (Jn 11:5, 21:20). En los libros de Proverbios y Eclesiastés, el sabio Salomón habla de la tremenda importancia de tener amigos. El pasaje de cabecera se usa muy a menudo en las bodas, pero no se cierra exclusivamente a las relaciones de pareja. Cristo exhortó a los discípulos a ir de dos en dos a predicar el evangelio, en la misión de los 70 (Lc 10:1). Necesitamos de los demás, necesitamos a alguien especial siempre, y lo necesitamos junto a nosotros, y pasando tiempo juntos. ¡Esa es la diferencia! El tiempo, bien tan preciado en nuestra época, debemos gastarlo en compañía de nuestros amigos, junto a ellos, físicamente, compartiendo momentos de calidad… y es que por Facebook es más difícil.

El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano” (Pr 18:24). Os esperamos este viernes, a las 20:00 hrs., en la velada del amor y la amistad.

Santiago Hernán

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.