Un pueblo leído, jamás es sometido

“Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido. Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad; porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera. Palabra fiel es ésta, y digna de ser recibida por todos.”
1ª Timoteo 4:6-9

AuQRdTdCIAAs30s.jpg-large

 

Uno de los grandes males que ha traído esta crisis es sin duda, una merma en la calidad de la enseñanza pública, y un amenazante giro hacia la privatización de la misma, complicando mucho que todos, sean de la condición socioeconómica que sean puedan acceder a ella. Si no se pone remedio antes, se podría decir que poco a poco, algo tan básico e imprescindible como es la educación, se convertirá en un privilegio de unos pocos.

Y es ahora, cuando tenemos que valorar el grandísimo privilegio de poder aprender, sin coste alguno. Sin duda la enseñanza universal y gratuita es uno de los grandes valores que ha aportado el cristianismo desde que comenzó a expandirse.

Jesús, nos dejó, en la gran comisión, un mandato que es “id y haced discípulos a todas las naciones…”, por lo que no sólo debemos de proclamar el evangelio para que la gente sea convencida de pecado y pueda entregar su vida al Señor, sino que además tenemos el deber de “formar discípulos”, que es mucho más. A ese proceso se le conoce como “Discipulado”, y no es un cursillo de unas cuantas semanas, el verdadero discipulado dura toda la vida.

Un discipulado tiene muchas facetas, pero una de las más importantes, sin lugar a dudas es el estudio de las Sagradas Escrituras, otro de los grandes privilegios que tenemos en nuestro ámbito social y cultural, ya que durante siglos atrás, era una proeza el poder tener acceso a una copia de la Biblia, y hoy todavía lo es, para muchos creyentes en multitud de países en el mundo.

Visto esto, entonces os hago una pregunta ¿Por qué todavía hay gente que no asiste a la Escuela Dominical? ¿Falta de tiempo? ¿Falta de entendimiento? ¿Pereza?

No hay excusa para ninguna de las preguntas. La escuela dominical comienza a las 11:00 (que no es pronto), de hecho ahora forma parte indivisible del culto, y si llegas a las 12:00, es que has llegado tarde al culto ¿Acaso tienes otro plan para el domingo por la mañana? Además, las clases están adaptadas a distintos niveles de conocimiento y edad, hemos hecho un esfuerzo muy grande desde el liderazgo de la iglesia para que a nadie le falte una escuela dominical a medida. No importa si acabas de llegar, o si llevas toda la vida aquí ¡Hay una clase para ti! Para la pereza, poco hay que decir, de poco sirve que vengas al resto del culto, apenas es un poquito de alimento espiritual insuficiente, al contrario que el delicioso festín que se ofrece en la escuela dominical.

La mejor arma contra la ignorancia es una adecuada educación. A nivel secular, uno de los países que más cuidan este aspecto de la vida de las personas es Finlandia. La que fue su presidenta afirmó en defensa de este bien preciado: “Un pueblo educado no permite corruptos ni incompetentes”. Esto es trasladable al ámbito espiritual. Si estás bien educado y formado en la palabra, no habrá corrupción en la iglesia, es decir, no se permitirán falsas doctrinas, ni filosofías mundanas, que puedan contaminar la mente. Tampoco habrá incompetencia, ya que Dios pide lo mejor de nosotros, de nuestras vidas, y eso comprende el conocer más y mejor su palabra, para servir con excelencia. Un ejemplo: Si un familiar o un amigo no creyente nos pregunta acerca de un pasaje bíblico ¿Cómo le responderemos si no sabemos?

Satanás sabe que en las escrituras está la revelación de Dios, hay por lo tanto, un poder inigualable, un poder de transformación, de cambio, de esperanza, de paz, de amor; y va a hacer todo lo posible porque no la estudies. ¿Dejarás que te someta y te domine o buscarás la libertad plena en una comprensión más profunda de las sagradas escrituras?

Santiago Hernán

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.