Antología del 2014 … ¡Hola 2015!

 

hola2015

 

“Alabad a Jehová, invocad su nombre; dad a conocer sus obras en los pueblos […]Acordaos de las maravillas que él ha hecho, de sus prodigios y de los juicios de su boca.” Salmo 105:1 y 5

200257136-001-e13340740506141

 

Estamos en una época del año muy especial. No sólo porque seguimos en navidad, aún quedan un par de días de fiesta y/o descanso: Año Nuevo y la Epifanía (lo que se conoce popularmente como “Día de Reyes”). En estas fechas es muy habitual que en los medios de comunicación, se hagan los oportunos repasos a lo que dio de sí este 2014, que tan rápido se nos ha ido. Las noticias más destacadas, los personajes del año, los acontecimientos que más marcaron la actualidad, los logros deportivos, las novedades en el mundo de los productos de consumo, lo que más se llevó en el mundo de la moda o los bombazos cinematográficos o musicales. También se aprovecha a mirar un poco hacia el futuro, ya que tenemos un nuevo año tan cerca, da la sensación de que la humanidad da un salto importante hacia delante en el nuevo 2015, por lo que ya se estudian las tendencias tecnológicas y se hacen ejercicios de imaginación para tratar de dilucidar qué clase de nuevos artilugios lanzarán y qué seremos capaces de hacer con ellos próximamente. Es normal, e incluso necesario hacer este tipo de ejercicios de rememorar lo que supuso para la sociedad el 2014.

Pero ahora a nivel personal ¿Qué han aportado estos 365 días para tu vida? ¿En qué han cambiado tu vida? ¿Te ha traído algo nuevo este año? No, no me refiero a tu última adquisición material, sino a algo más profundo y consistente.

Dijo el salmista al Señor: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.” (Salmo 90:12). Es decir, que cada día debe de ser especial para Dios, de manera que sea provechoso también para nosotros. ¡Y qué decir estamos hablando de un año entero! En estos momentos de antología de fin de año, es cuando exclamamos frecuentemente “¡Qué rápido se ha pasado!”, ¡Pues claro! Diciendo esto es cuando te debes de dar cuenta que la vida es corta, y si lo es ¿Por qué la desperdicias en cosas que no valen la pena? En cosas que no construyen, que son efímeras, que seguramente se perderán en el tiempo, como tantas y tantas cosas que se omiten en los resúmenes del año, en revistas e informativos.

Además de todos los acontecimientos que han marcado el 2014, algo muy habitual es hacer mención especial a las celebridades y personalidades que nos han dejado. Todas han aportado algo muy importante, algo por el que siempre se les recordará, y también la forma en que lo hicieron. Hablamos de artistas, actores, deportistas, políticos, escritores, empresarios, etc… Todos han destacado por algo, todos han aportado algo. Seguro que se te deben de venir muchos nombres a la cabeza, así como también su forma de ser, y como han influido: El talento de Robin Williams, el carácter de Luis Aragonés, la firmeza de Adolfo Suárez, la creatividad de Paco de Lucía o la sensibilidad de Gabriel García Márquez.

¿Qué estás haciendo para que se te recuerde en el futuro? ¿Cómo lo estás haciendo? Piensa en qué has aportado tú al mundo en 2014. Pero no te mortifiques por si sientes que has perdido el tiempo, ya que nos ha pasado a todos, más bien alégrate, porque si estás leyendo estas líneas, aún estás a tiempo para rectificar. Y si el Señor no ha venido antes y te permite disfrutar del nuevo 2015, sugiero que hagas lo que propone el salmista en el Salmo 105:1-7

Alabad a Jehová, invocad su nombre;

Dad a conocer sus obras en los pueblos.

Cantadle, cantadle salmos;

Hablad de todas sus maravillas.

Gloriaos en su santo nombre;

Alégrese el corazón de los que buscan a Jehová.

Buscad a Jehová y su poder;

Buscad siempre su rostro.

Acordaos de las maravillas que él ha hecho,

De sus prodigios y de los juicios de su boca,

Oh vosotros, descendencia de Abraham su siervo,

Hijos de Jacob, sus escogidos.

El es Jehová nuestro Dios;

En toda la tierra están sus juicios.

No hay vuelta atrás, se acabó el 2014, y aunque es bueno reflexionar en su antología, de nada sirve quedarse estancado. Si Dios te lo permite tienes un 2015 por delante lleno de retos y bendiciones para disfrutarlo en grande. Sobre todo, para ser luz a tu alrededor. Adiós 2014, ha sido un placer. ¡Hola 2015!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.