Esquemas

“Desde aquel día la mitad de mis siervos trabajaba en la obra, y la otra mitad tenía lanzas, escudos, arcos y corazas; y detrás de ellos estaban los jefes de toda la casa de Judá.” Nehemías 4:16

Foto perfil Esquema

¿Conocéis los “Emojis”? Los jóvenes, y seguro que muchos no tan jóvenes los han usado alguna vez, incluso posiblemente todos los días, pero no todos han reparado en que se llaman así. Son los populares pequeños dibujos, que representan formas sencillas, y que se usan principalmente en las aplicaciones de mensajería instantánea para móviles, como el archiconocido “Whatsapp”. Suelen ser caritas con distintas expresiones, también hay alimentos, elementos de transporte, animales, etc. Hay cientos de ellos, y son más versátiles de lo que parece. Incluso se está investigando para usarlos como elementos para definir contraseñas, que serían más seguras por multiplicarse sus combinaciones. Viendo esto, y otras tantas cosas que nos rodean, llego a la conclusión de que el ser humano, especialmente el moderno, tiende a ser cada vez más “visual”.

“Visual” significa que a la comunicación tradicional con palabras, cada vez se incorporan más elementos visuales, como fotografías, dibujos, elementos de diseño, etc. Eso no significa que se eliminen las palabras, que son básicas, sino que el lenguaje se está enriqueciendo y ampliando con nuevas formas, que en muchos casos, traspasan las barreras culturales e idiomáticas. Una imagen es más fácilmente reconocible, asimilable y recordable que un montón de palabras.

Una herramienta de lenguaje visual muy típica son los esquemas. Para explicar mejor como está colocado cada ministerio en esta iglesia, hemos elaborado un esquema en el que se pueden ver como los líderes y diáconos trabajan ordenadamente, ocupando un lugar y como unas personas colaboran con otras para llevar mejor las tareas encomendadas.

Algo similar ocurrió cuando Nehemías llegó a Jerusalén, habiendo sido medio destruida por la invasión extranjera. Una de las primeras cosas que hizo fue rodear el muro a reconstruir, para hacer un esquema mental de los daños, y así organizar mejor a los grupos de reconstrucción. Los capítulos 3 y 4 del libro de Nehemías son un ejemplo de organización y liderazgo, especialmente cuando hubo que enfrentar amenazas y problemas externos, mientras se continuaba con una obra tan ardua e importante.

En las empresas es habitual ver un organigrama (esquema de los cargos y directivos), donde en los lugares superiores están los jefes y abajo los subordinados. La iglesia no es una empresa (¡Dios nos libre de que lo sea!), pero es absolutamente necesario estar organizados, y que existan diáconos, líderes y un equipo pastoral. Pero es más necesario aún que todos sean siervos, sin importar si son miembros o no, que estén apoyando a estos líderes y que aprendan a someterse a ellos. No por una cuestión burocrática, de corporativismo frío o tecnocracia rígida. ¡Recordemos que una iglesia es un organismo vivo! El sometimiento tiene que ver con seguir un orden práctico, basado en el respeto mutuo, el amor, la protección mutua y un testimonio de cara al mundo.

Por muy buenas intenciones que tengas a la hora de hacer las cosas y por muy bueno/a que seas a la hora de hacerlas, no puedes tomarte la justicia por tu mano. Recuerda que formas parte de un cuerpo, que está coordinado esquemáticamente mediante los tejidos que lo componen (fibras, tendones, conductos, sistemas naturales, etc). ¿Qué pasaría si los miembros de tu cuerpo de repente dejan de estar donde deberían y empiezan a trabajar por su cuenta? Ese cuerpo no podría sobrevivir por mucho tiempo, o su función sería inviable.

Leemos en el capítulo 4 de Nehemías, como se ubicaron las familias de Judá, de tal manera que trabajaban en el muro, pero además se defendían. Se coordinaban perfectamente cuando sonaba la trompeta para juntarse y defenderse de amenazas externas. ¿Qué hubiera pasado si alguien hubiera desobedecido o directamente hubiera hecho lo que ha querido? Pues que ese alguien estaría vendido a los enemigos y probablemente habría comprometido la seguridad de su sector del muro. O quizá no se completaría correctamente la obra en su sección, y el muro habría quedado desigual, con todo el perjuicio que esto acarrearía.

Un esquema es la representación gráfica de que existen líderes, funciones y operaciones en la iglesia, y éstas deben de estar coordinadas. Cada líder es llamado y levantado por Dios, y luego reconocido y ratificado por la iglesia, con el motivo de poner este orden tan vital en el Cuerpo de Cristo.

Si estás trabajando en un ministerio y te ves tentado de hacer las cosas a tu manera, desoyendo a tu líder ¡Ten cuidado! Es posible que estés poniendo en peligro algo que ni siquiera estás viendo. Una vez más te digo, que aprendas a ubicarte según tus dones y a someterte a quienes coordinan todo el trabajo.

“Someteos unos a otros en el temor de Dios.” Efesios 5:21

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.