Martin Lutero: Infancia y Juventud

“Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.” Romanos 1:16-17

Martín Lutero (nacido Luder), nació en la noche del 10 al 11 de febrero de 1483 en Eisleben, en Turingia, el primogénito de nueve hijos de Hans Luder, minero, y de Margarethe Ziegler, mujer muy piadosa y devota. Ambos progenitores eran de familia pobre y muy severa. Por sus cartas sabemos que fue a menudo sometido a crueles castigos, y el duro trato al que le sometieron lo convertiría en un ser huraño y desconfiado. La escuela pues «nuestros maestros se portaban con nosotros como verdugos contra ladrones». A los catorce años fue a Magdeburgo para estudiar en la escuela latina, y un año más tarde se trasladó a Eisenach, a casa de los abuelos maternos. Allí, en su «ciudad bienamada», recibió sólida instrucción de Hans Treborio, quien sustituyó el látigo por las buenas maneras.

El 17 de julio de 1501 se inscribió en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Erfurt. El 29 de septiembre del año siguiente se licenció como bachiller y a los veintidós años era proclamado maestro de filosofía, ese momento a partir del cual se dedicaría con tesón al estudio de la teología y con pasión a la Sagrada Escritura.

El 2 de julio de 1505 Martín se trasladó Erfurt para ver a su familia. A mitad de camino un rayo cayó a sus pies. El joven, que era nervioso en extremo y muy sensible, se vio a las puertas de la muerte, se aterrorizó e invocó a la patrona de los mineros: «Sálvame, querida santa Ana, y me haré monje», exclamó. Quince días más tarde se presentó en el convento de los agustinos de Erfurt y, sin el consentimiento paterno, entró en el convento. Novicio primero con el nombre de Agustín, tomó los votos definitivos y a los veinticuatro años fue ordenado sacerdote.

Para estudiar teología y ocupar una cátedra, en 1508 su amigo y consejero espiritual Johan von Staupitz, vicario general de los agustinos, lo mandó a la Universidad de Wittenberg para estudiar un curso sobre la ética aristotélica. En 1509 Lutero obtuvo el título que le concedía el derecho de practicar la exégesis bíblica públicamente. El joven profesor en la Universidad de Wittenberg, pronto daría muestras de gran osadía en sus manifestaciones, mientras sentía graves escrúpulos de conciencia y devastadoras tentaciones.

Por aquel tiempo, un viejo fraile agustino le recomendó la lectura de San Pablo, en cuyo estudio se enfrascó ávidamente deduciendo de él las primeras simientes de su disidencia con la ortodoxia religiosa. En la Epístola a los romanos halló respuesta a sus angustias sobre la salvación, entendiendo que el hombre encuentra su justificación en la gracia de Dios con independencia de sus propias obras. Es en esa idea de que solamente la fe y no los méritos salvan, donde Martín encuentra la cierta paz espiritual que anhelaba. Comenzó también a predicar. Su elocuencia atraía multitudes y le valdría la consideración de ser el primer predicador de la época. «No daba grandes voces -diría uno de sus oyentes-, pero su voz era fina y pura tanto en el canto como en la palabra.»

En 1510, Lutero realizó un viaje a Roma en compañía de otro agustino para presentar al general de su orden ciertas quejas sobre la estricta observancia de la regla monástica. El resultado y las impresiones del viaje no pudieron ser más nefastos para el alma inquieta y rebelde de Lutero. La consecuencia inmediata fue la de crear en él una definitiva aversión a Roma, al ambiente de corrupción y relajación del clero romano, a la decadencia en la que había caído todo el Vaticano y al exceso de boato y riqueza que ostentaba la Santa Sede, con prelados y papas más pendientes de los aspectos materiales que de los espirituales. Contrariado por el espectáculo, Lutero se tornó ácidamente crítico respecto al espectáculo de degradación que reinaba en la ciudad de los papas y menos afecto a las obligaciones anejas a su estado.

De regreso a Wittenberg, se doctoró en teología el 18 de octubre de 1512, aunque apenas se interesó por los grandes pensadores del siglo XIII, pero exploró con apasionada intensidad la Biblia y algunos escritos de San Agustín. Nombrado subprior del convento de Wittenberg, comenzó a impartir clases en la universidad en las que interpretaba y estudiaba las Sagradas Escrituras, con especial interés la obra paulina. En esa época acabó de conformar y pulir la que sería su piedra angular teológica, la justificación por la fe, según la cual el cristiano se salvaba no por sus propios esfuerzos o méritos, sino por el don de la gracia de Dios, aceptada tan sólo por la fe en Cristo el Salvador. Lutero también llegó a otra conclusión igual de importante y trascendental para el futuro de su reforma: había que someterse por completo a las Sagradas Escrituras, y rechazar a cualquier otra interpretación proveniente del exterior. Los Evangelios habían sido inspirados directamente por Dios; ninguna interpretación podía ser fiable por sí misma.

Por el momento tenía poca influencia. Sólo era, a sus treinta y cuatro años, un elocuente y famoso profesor de la Universidad de Wittenberg que ocupaba importantes cargos tanto en el convento como dentro de la orden. Por aquellos años fue nombrado vicario de su distrito, asumiendo la dirección de once conventos, a lo que había que sumar sus lecciones en la universidad y el gobierno, la administración económica y la dirección espiritual de su convento de Wittenberg.

Artículo de Sidney Orret

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.