Blog

Adoración Total, el retiro

“Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid al Señor con alegría; Venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que el Señor es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre. Porque el Señor es bueno; para siempre es su misericordia, Y su verdad por todas las generaciones.” Salmo 150:3-5

Los retiros de iglesia son siempre días muy especiales.

Un tiempo de refresco, de renovación, de encuentro más íntimo con los hermanos y con Dios. Con razón Jesús, se llevó a tres de sus discípulos con los que tenía una relación más estrecha: Pedro, Juan y Jacobo, a una especie de retiro al monte donde presenciaron su transfiguración (Mt 17:1-9). También encontramos una suerte de retiro, pero más bien personal, en el caso de la huída de Elías (1 Re 19:1-18) el cual supuso para él una renovación física, mental y sobre todo espiritual y ministerial.

Creo que a estas alturas no debería de enunciar las ventajas de un retiro, porque son muchas y las puedo dejar para más adelante (cuando organicemos el del año que viene, así os animáis a venir todos, mientras tanto ya podéis ir ahorrando), pero la mejor manera de hablar de ello ahora mismo, y con la memoria aún fresca de hace una semana os daré mi crónica particular de lo que fue “Adoración Total”.

Llegamos el viernes, sobre las 8 de la tarde, el tiempo justo para dejar las maletas en nuestras habitaciones, hacer el despligue de medios técnicos y poder charlar amigablemente, y familiarizarse con este hermoso lugar, en plena sierra de Gredos, antes de la cena.

Después de la cena, bajamos al salón donde hicimos la mayoría de actividades conjuntas para celebrar la primera velada. En ella aprovechamos para presentarnos muy brevemente, los 60 hermanos de las tres iglesias que participaron (al día siguiente llegaron algunos más): Valdetorres, Arganda y Sanse (por cierto, es la primera vez que los hermanos de Valdetorres participan de un retiro con nosotros… y seguro que no será la última), también se nos presentó (para algunos de nuevo) al que sería nuestro conferenciante: Esteban Ramón, su esposa Sandra y sus hijos. En esa velada tuvimos un momento para juegos y muchas risas, donde descubrimos el talento interpretativo de algunos hermanos. La del viernes fue la velada divertida, para romper el hielo y crear lazos entre los hermanos.

El sábado amanecimos en una fresca mañana con fuerzas renovadas. Tras el desayuno, el primer devocional, que desarrollamos en pequeños grupos repartidos por diferentes lugares de la finca, al aire libre, el pasaje sobre el que reflexionamos fue el Salmo 27.

Después de un breve descanso para afinar instrumentos, llegó el tiempo de alabanza, todos juntos, en el que además, pudimos cantar por primera vez, la canción lema: “El Dios que adoramos”, canción que traemos a esta iglesia para incorporarla al cancionero (junto a otras dos canciones nuevas más), y tuvimos la primera conferencia, sobre la adoración, basada en el Salmo 24, y luego, una dinámica de grupos en el que analizamos algunos aspectos de esta conferencia. Esteban señaló cuatro principios de la adoración: 1, Entender y conocer a quién adoramos, 2, la preparación y cualificación del adorador, 3, practicar la adoración personal y 4, entender que la adoración es de la iglesia y para Dios. Comparto esta frase destacada: “En el momento que vemos quién es Dios nos dejamos de ver grandes, nos vemos pequeños”. Todos los grupos coincidimos en que la faceta más importante es entender y conocer a Dios para adorar.

Tras la comida y una hora libre, se organizó un taller sobre Educación Infantil, impartido por Sandra, la esposa de Esteban, que nos ayudó con los niños durante todas las plenarias, y en el que compartió acerca de cómo ha ido evolucionando la educación infantil en su iglesia (en Xátiva, Valencia) y ha aportado algunas ideas y ha sugerido material para gestionar un grupo de niños.

Otro tiempo de alabanza por la tarde y después, la segunda conferencia, en este caso un poco más práctica, dividida en dos partes, en el que en la primera se habló de los errores que cometemos o podemos cometer a la hora de adorar, y la segunda parte se habló de las cualidades de un verdadero adorador: Cualidades como el gozo, la integridad, el servicio, el compromiso, el positivismo (es decir, vivir alejado de la queja y la amargura), la disponibilidad, la humildad, la actitud pacificadora y el poder testificar.

Tras la cena, la velada del sábado, que tuvo un tono totalmente diferente a la del viernes, ya que esta fue un tiempo sublime de alabanza, oración, intercesión, breve mensaje y llamamiento. Una hermana de Arganda dio un paso adelante para bautizarse. Nunca antes habíamos vivido una velada igual de emotiva, y desde luego supuso un punto importante en el retiro.

El domingo, tras el desayuno, nuevo devocional por grupos, basado en el pasaje de Hechos 20:7-12. Un nuevo tiempo de alabanza vino después, con una última conferencia de Esteban Ramón, que tenía más tinte de predicación de la Palabra, basándose en Marcos 11:12-18, y en el que se hizo un llamamiento a buscar la santidad de Dios haciendo morir al pecado, y a dar fruto.

Nos despedimos haciendo una oración todos juntos, haciendo un gran círculo rodeando a Esteban y su familia y a los pastores de las tres iglesias (foto sobre estas líneas) y cantamos nuevamente la canción lema antes de la tradicional foto finish (arriba de este artículo), la última comida (con paella, como de costumbre), y regresar a casa.

De todos los momentos vividos, no sabría exactamente con qué quedarme, pero las conferencias fueron tan buenas como oportunas, y no penséis que para un grupo que dirige la alabanza, sino para toda la iglesia, la cual está llamada a ser un pueblo de adoradores. Porque adorar es mucho más que música, es una vida entera rendida cada día a Cristo.

Por cierto, tienes disponibles los audios de las tres conferencias en este enlace: https://iebsanse.wordpress.com/predicaciones-y-estudios/retiro-2018-adoracion-total/

Santiago Hernán

Anuncios